Sabemos que la pérdida de un embarazo es un evento doloroso y que genera muchas dudas a la familia y al médico. Por eso, hemos implementado una nueva técnica que nos permite saber (en el 95% de los casos) si la pérdida fue debida a una causa genética, y en consecuencia dar recomendaciones para una nueva gestación. Es un estudio que realizamos en el material del aborto, que puede ser tomado tanto en la casa como en el centro médico y enviado al laboratorio.

Quiero recibir más información

¡Gracias! Mensaje enviado.